Los datos fueron aportados por la Universidad de Johns Hopkins, luego de la realización de un conteo general.
De acuerdo a la última actualización de la universidad privada estadounidense, 3.001.068 personas fallecieron en todo el mundo a causa de la enfermedad de COVID-19, la mayoría en Estados Unidos (566.224). Luego le sigue Brasil (368.749), México (211.693), India (175.649) y Reino Unido (127.472).

Tras una leve tregua en marzo, el número de decesos diarios volvió a aumentar en todo el mundo, con un promedio de más de 12.000 muertos por día la semana pasada, acercándose a los 14.500 decesos diarios que se registraban a finales de enero, en el momento álgido de la crisis.

La pandemia está en “un punto crítico”, consideró el lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS), con fuertes diferencias entre países como Israel, que logró frenarla gracias a una intensa campaña de vacunación, y otros, como India, que enfrentan un repunte fulgurante de contagios y decesos.