«La situación afecta y mucho a todos nosotros», aseguró uno de los encargados de estación de servicios.

Debido a la cuarentena obligatoria decretada por el gobierno nacional para evitar la circulación del COVID – 19, que ya tiene más de 3000 infectados en Argentina y más de 140 muertos, la gente no circula y por ende no carga combustibles y eso afecta de manera considerable el sector.

En la zona del Gran Mendoza, teniendo en cuenta que hay una mayor cantidad de estaciones de servicios, los problemas son más complicados ya que los propietarios no pueden cubrir el total del pago del sueldo de los empleados.

Respecto a Tunuyán, concretamente, la situación no es tan severa como sucede en la capital provincial y sus alrededores, pero el sector está sufriendo el impacto de la pandemia y sobretodo de la cuarentena obligatoria.

Ariel Buzón, encargado de una de las estaciones que funciona en el departamento, aseguró que «Estamos vendiendo un 30 % de combustible respecto a lo que era antes de que comenzara todo el tema de la cuarentena».

Además el propio Buzón, agregó:»Tenemos altos costos de operación y con las ventas no alcanzamos a cubrir esos gastos, pero no queda otra que ponerle el pecho a la situación y con la expectativa de que esto pase para poder salir adelante».

«Respecto a los sueldos, es complicado pero los tenemos al día y estamos con todo el personal, no se ha dado de baja a ninguno ni se va a dejar a nadie sin trabajo».

Por otro lado el propio encargado dijo que se toman todas las medidas de seguridad, para prevenir posibles contagios, «Trabajamos en dos grupos y cada 15 días vamos rotando el personal», finalizó Ariel Buzón.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here