Se extiende del 5 al 9 de octubre.

La inclusión educativa es una estrategia para responder a la diversidad de los estudiantes y concebir a las diferencias individuales, no como problemas sino como oportunidades para enriquecer el aprendizaje. De tal modo, este año con una modalidad diferente, se aborda la “Semana del a Inclusión Educativa” del 5 al 9 de octubre.

Antonella Giaquinta, docente de la escuela nº 2-037 “Laura Nadal de Portillo”, dialogó con “A Media Mañana”, sobre la actividad que se lleva adelante. “Una escuela inclusiva es aquella que se preocupa por todos los estudiantes, tienen en cuenta a todas las poblaciones, trata con equidad a todos los alumnos de forma individual para que cada uno reciba lo que necesita y también la que trabaja para que el alumno logre los mejores resultados en su aprendizaje”, destacó.

Por otro lado, agregó que “una sociedad es inclusiva cuando se respetan los tiempos de las personas con discapacidad, cuando se las tiene en cuenta, cuando se acepta el desafío y se trabaja con ellas y cuando se rompen los prejuicios. Todavía queda mucho por conocer y estamos trabajando para que seamos una sociedad más inclusiva”.

Ahora, “desde la escuela hemos armado una propuesta de hacer una mano en una hoja, recortarla y escribir “incluir” de un lado y del otro “qué es la inclusión”. Van haber varios puntos de encuentro para la recepción de estas manitos”, en diferentes partes del departamento de Tupungato. Como en el Correo Argentino, en un supermercado ubicado en calle Las Heras, Bº Jardín del Sauce “El Mercadito de Todo” sobre calle Belgrano, en el Zampal frente a la escuela.

Respecto al trabajo docente en la actualidad, aseguró que “hay distintas barreras con el internet, pero hemos estado trabajando por grupos de WhatsApp con las familias por donde les damos las actividades, y con los alumnos que no tienen conectividad, se han impreso los cuadernillos para que los retiren”.

“En la escuela tenemos 84 alumnos y dentro del servicio de apoyo a la inclusión tenemos 60 que son alumnos que están en escuelas comunes del departamento y trabajan con una docente de apoyo. Es todo un desafío, pero trabajamos mucho con las familias, ellas han sido un pilar fundamental dentro de esta educación virtual”, aseguro.