La tasa de supervivencia fue del 100% en pacientes graves, según un tratamiento israelí para COVID-19.

Seis pacientes fueron tratados en tres centros médicos diferentes durante una semana con células madre de placenta. Todos han logrado sobrevivir y están saliendo de los tratamientos intensivos

Se conoció esta reciente investigación realizada a 6 pacientes con COVID-19 en estado crítico y considerados de alto riesgo de mortalidad, en la que se explica que han sido tratados con el producto de terapia celular basado en placenta. Todos han logrado sobrevivir y están saliendo de los tratamientos intensivos.

Los pacientes fueron tratados en tres centros médicos israelíes diferentes durante una semana en el marco del programa de tratamiento farmacológico del país. Sufrían de insuficiencia respiratoria aguda y complicaciones inflamatorias asociadas con COVID-19. Cuatro de los pacientes también mostraron fallos en los sistemas de órganos cardiovasculares y renales.

Así se ve el COIVD-19 bajo el microscopio de barrido electrónico. Foto de Reuters

Según Pluristem, la empresa encargada de llevar adelante los tratamientos con células madre de placenta, no sólo han sobrevivido todos los pacientes, sino que cuatro de ellos mostraron una mejora en los parámetros respiratorios y tres de ellos están en etapas avanzadas de dejar de utilizar respiradores. Además, dos de los pacientes con condiciones médicas preexistentes están mostrando una recuperación clínica además de la mejora respiratoria.

La empresa se dedica a utilizar sus ventajas competitivas en la fabricación a gran escala para entregar potencialmente las células PLX a un gran número de pacientes con necesidades significativas.

“Estamos satisfechos con este resultado inicial del programa de tratamiento farmacológico y nos comprometemos a aprovechar las células PLX en beneficio de los pacientes y los sistemas de salud”, dijo el director general y presidente de Pluristem, Yaky Yanay.

La empresa israelí, con sede en Haifa, planea solicitar el inicio de un ensayo clínico multinacional para el tratamiento de las complicaciones asociadas con el coronavirus, y señaló que ya no informará sobre sus ensayos de tratamiento farmacológico, sino que calificará el estado y el progreso de su contemplado ensayo clínico. «La empresa ya está en conversaciones con los reguladores de los Estados Unidos y Europa para “definir la estrategia clínica general contra el COVID-19”, añadió Yanay.

Por otra parte, una vacuna eficaz contra el coronavirus que está siendo probada en Israel podría estar lista en los próximos días y comenzaría a ser testeada en humanos a partir del 1 de junio, informó el científico que lidera la investigación del Instituto de Investigación de Galilea (MIGAL).

“Estamos en las etapas finales, y dentro de unos pocos días tendremos las proteínas, el componente activo de la vacuna”, dijo el doctor Chen Katz, líder del equipo de biotecnología molecular del MIGAL, un organismo financiado por el Estado israelí, que se comprometió a finales de febrero a completar la producción de su vacuna contra la COVID-19 en tres semanas y tenerla en el mercado en 90 días. El rápido progreso se debe a que el instituto ha estado trabajando durante cuatro años para lograr una vacuna que se pueda personalizar para varios virus.

En concreto, los científicos estuvieron desarrollando una vacuna contra el virus de la bronquitis infecciosa (IBV, que causa una enfermedad bronquial que afecta a las aves de corral) y ahora han adaptado ese trabajo para centrarse en el coronavirus, explicaron medios israelíes.

“Lo importante es que estábamos trabajando en una vacuna, no relacionada con este brote, y esta es una gran ventaja”, concluyó el experto.

 

Fuente: Redacción/ Reuters/ EFE – (Ambas fotografias crédito de Reuters, corresponden al virus)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here