Viven cerca de 10 familias en este lugar ubicado al Norte del casco urbano de Tunuyán y su queja se basa, en principio,  en el total estado de abandono y descuido de la calle principal que conecta esta zona con la zona centro del departamento.  También denuncian que por la ubicación limítrofe en el que está ubicado este paraje, ni Tunuyán ni Tupungato los escucha.

El reclamo de este grupo de vecinos está dirigido directamente a la las comunas. «Estamos pidiendo que entiendan que somos ciudadanos de Tunuyán al igual que el resto de la población del departamento. Pedimos que nos escuchen porque no podemos vivir en esta situación», apuntó una vecina del lugar en las cámaras de Canal 8 y agregó: «tenemos contaminación ambiental por el polvo y la tierra que se desprende del constante paso de camiones y camionetas  a altas velocidades por este callejón. Más allá del problema de inseguridad que esto genera, ya que acá transitan muchos niños, tenemos también el tema del polvo y la tierra de los muchos vehículos que circulan por aquí». Esta mujer hizo clara referencia a que este paraje pertenece a Tunuyán y no a Tupungato.

«Yo vivo hace más de 20 años que vivo aquí», dice otro de los habitantes de la zona. «Nunca hubo una mejor+ía de esta situación ni nunca hubo una respuesta de nada, porque uno va a Tunuyán (a la comuna) y nos dicen que este lugar pertenece a Tupungato. Vamos a Tupungato y nos dicen que pertenecemos a Tunuyán. Es decir que estamos en tierra de nadie, nadie nos da respuesta y estamos totalmente abandonados», agregó este vecino.

Por otro lado, otro lugareño afimó ser asmático entre otras cosas y, por ende, esta situación lo perjudicaría en su salud. «Soy asmático y esto (la situación en la que se encuentra el Alto Verde) ha sido una disputa de hace muchos años. Vivo hace 23 años aquí y siempre ha sido lo mismo: que pertenecemos a Tupungato, que pertenecemos a Tunuyán. Resulta que ahora sabemos que la municipalidad de Tunuyán levanta los residuos y los impuestos lo cobra Tupungato. Siempre ha sido una diputa y jamás se ha hecho nada.

El evidente estado de abandono que puede verse en el lugar da cuentas claras de que las afirmaciones de los vecinos son ciertas. La problemática data de hace más dos décadas, una generación que vivió aquí y ya emigró nunca vio avances concretos, no sólo en su calle principal, sino en muchos aspectos de infraestructura. Al parecer, hoy Alto Verde es un paraje que no tiene departamento al que pertenezca. ¿Su pecado? Estar en el límite de dos departamentos. Exigen respuestas, piden que «alguien se haga cargo». No parece muy difícil para muchos pero al parecer sí lo es para las autoridades ponerse de acuerdo.