Las nuevas disposiciones del gobierno provincial permiten las reuniones familiares los fines de semana a partir del 24 de mayo. Sin embargo, la medida tiene ciertas restricciones y  volverá reunirse en familia en Mendoza, luego de más de 60 días de cuarentena y de no poder hacerlo, además de crear júbilo,  crea también algunas dudas acerca de qué lo que está permitido y qué no.

La principal regla es que no pueden ser más de 10 personas las que se junten y solo pueden ser familiares directos. El espacio físico para la reunión debe ser una casa y en lo posible el predio debe ser abierto . Los días para tales encuentros  serán sábados, domingos y feriados hasta las 23 como horario máximo.

Una de las dudas más consultadas por la gente es que si se puede viajar para reunirse con familiares. Esto plantea el tema de que si alguien tiene familiares en Mendoza y es del Valle de Uco puede viajar para una reunión familiar o no. En este sentido, la medida plantea que estas reuniones se realicen en un marco de cercanía, por lo que no estarían permitidos los recorridos interdepartamentales ni de media distancia para este fin. Vale decir, que aún continúa en la provincia la restricción del transporte público y particular para viajes al Gran Mendoza sin justificación. El permiso sólo rige para los trabajadores de la salud, seguridad y personas con turnos previos en nosocomios o clínicas del Gran Mendoza.

En cuanto a las  penas por no respetar esta pautas, desde el gobierno se adelantó que habrá multas que llegarían hasta los  $50 mil para los infractores que no respeten las limitaciones dispuestas en esta nueva medida.