La normativa de aislamiento obligatorio hasta el 31 de marzo establece castigos y sanciones para quienes lo incumplan. Prevé hasta prisión desde 15 días a dos años y hasta quita de vehículos.

Este viernes entró en vigencia el decreto de aislamiento social preventivo y obligatorio, que se extenderá hasta el 31 de marzo. Son sólo algunos los rubros y  servicios los que están permitidos para salir de casa. Caso contrario, el presidente Alberto Fernández estableció sanciones.

Quienes rompan la cuarentena serán acusados de delito contra la salud pública. Se procederá, entonces, a su detención y secuestro de vehículo en el caso de que el infractor se mueva por esa vía.

«Entiéndase que, desde las cero, la Prefectura y Gendarmería, la policía federal y las provinciales estarán controlando quien circule por la calle . Aquel que no pueda explicar qué hace en la calle se verá sometido a las sanciones que el Código Penal prevé para quien viola las normas», sostuvo el jefe del Estado.

De esta manera, la medida asegura que «cuando se constate la existencia de infracción al cumplimiento del ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ o a otras normas dispuestas para la protección de la salud pública en el marco de la emergencia sanitaria, se procederá de inmediato a hacer cesar la conducta infractora y se dará actuación a la autoridad competente».

Para los castigos, la norma se basa en los artículos 205, 239 y los corcondantes del Código Penal. Es que salir de casa sin necesidad extrema es un delito contra la salud pública. De este modo, el artículo 205 señala que será reprimido con prisión de seis meses a dos años, «el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

Por otra parte, el artículo 239 determina que será reprimido con prisión de quince días a un año, «el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal».

Para que se haga efectiva la cuarentena se desplegarán en todo el país efectivos de cuatro fuerzas federales -Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria- a quienes se sumarán las policías locales de cada municipio. Habrá controles en rutas, calles y accesos y cada ciudadano deberá explicar el motivo de su salida en caso de que lo hiciera.

Fuente: La Nación/ L A

COMPARTIR