Está en Fase 2  y la publicación médica señala que los resultados apuntan a que uno de los grupos con mayor riesgo de muerte o enfermedad grave por Covid-19 podría desarrollar inmunidad.

El 99% de las personas que recibieron la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y fabricada por el laboratorio AstraZeneca generó anticuerpos neutralizantes, según los resultados de la fase 2 publicados hoy en la revista médica The Lancet, donde se destacó que los adultos mayores también tuvieron una fuerte respuesta inmune.

«A los 14 días después de la dosis de refuerzo, 208 (99%) de los 209 participantes reforzados tenían respuestas de anticuerpos neutralizantes. Las respuestas de las células T (que intervienen en la inmunidad a largo plazo) alcanzaron su punto máximo el día 14 después de una única dosis estándar», señaló la publicación.

Los resultados sugieren que uno de los grupos con mayor riesgo de muerte o enfermedad grave por coronavirus podría desarrollar inmunidad, confirmó la publicación.

Según la revista científica, los adultos mayores tienen más riesgo de enfermedad grave y muerte si desarrollan coronavirus y, por lo tanto, son una prioridad para la inmunización si se desarrolla una vacuna eficaz.

Asimismo, explicó que la inmunogenicidad de las vacunas suele ser peor en los adultos mayores como resultado del deterioro gradual del sistema inmune, provocado por el avance natural de la edad.

Sin embargo, los resultados de estos ensayos de la Universidad de Oxford confirman que los adultos de 56 a 69 años y los mayores de 70 tenían una respuesta inmune similar a la de los más jóvenes entre los 18 y 55 años.

Según los investigadores, los hallazgos de la fase dos, basado en 560 voluntarios adultos sanos, son «alentadores».

También, aseguran,  están probando si la vacuna evita que las personas desarrollen el virus en ensayos de fase tres, cuyos primeros resultados se esperan en las próximas semanas.

Estas últimas semanas, varias candidatas vacunales anunciaron resultados preliminares de fase 3 (donde se compara quien se enferma del grupo que es vacunado versus el que no), aunque todavía no salieron publicados en revistas científicas.