La expropiación de la empresa Vicentin, sin duda está dejando mucha tela para cortar.

Hace apenas unos días, el Jefe de Gabinete del Gobierno Nacional, Santiago Cafiero defendió la decisión diciendo “Lo que hicimos acá fue, simplemente, rescatar una empresa que estaba quebrada, que había dejado a miles de familias de productores sin pagarles, una empresa que no estaba trabajando y no tenía perspectivas de trabajar«, según sus palabras.

Inevitablemente, el tema también trajo a la palestra otros similares, incluso en nuestra provincia.

Hace prácticamente un año, el 23 de julio de 2019, en tiempos de Alfredo Cornejo, era noticia la expropiación de los terrenos del complejo invernal “Los Penitentes” pertenecientes a la familia López Frugoni.

La Cámara de Senadores llevo adelante la iniciativa oficial de aquel momento que se impuso por 20 votos positivos contra 12 negativos y 2 abstenciones, y pasó a Diputados para su revisión. Aquella expropiación alcanzó a 42 hectáreas y 9.013 metros de terreno.

El argumento de aquel momento de la oposición, el Partido Justicialista, argumentaba que el Ejecutivo avanzaba antes de que se resolviera el conflicto judicial, que de todas formas ya tenía la resolución de la Corte respecto de la quita de la concesión para explotar las tierras fiscales de Penitentes que había aplicado el año pasado el Gobierno, en mayo de ese año.

La presidenta del Ente de Turismo Mendoza (EMETUR), Lic. Gabriela Testa, dijo al respecto en redes sociales “Si alguien va a cuestionar la declaración de utilidad pública y expropiación de los «terrenos» de los Penitentes, deberá juzgar a los 3 poderes del Estado mendocino. Se expropió por ley un TERRENO no una empresa. ¡La empresa Los Penitentes S.A. está intervenida por la Justicia como corresponde!!”.

Hoy, martes, precisamente Testa publicó una explicación de aquella expropiación marcando la diferencia entre expropiar una empresa como ocurriría con Vicentin, y expropiar terrenos “que ya eran del estado” y que explotaba una familia “que tenía una concesión”.

Los dichos de Testa, comienzan dirigidos especialmente al legislador de Protectora Marcelo Romano quien había dicho que “funcionarios de Cornejo fueron a tomar posesión de la empresa, cuando la concesión no había terminado”. Testa explicó que “en estas declaraciones existen dos errores: El primero es que nunca se tomó posesión de la empresa, que estaba intervenida por la justicia; y el otro, es que la concesión había terminado en 2013, en plena gobernación de Francisco Pérez”.

Abunda Testa en más detalles sobre los dichos de Romano, pero en especial se refiere a la expresión del Senador en cuanto a que el proceso “Había sido escandaloso y fraudulento”.

Testa contestó a esto que “si algo fue escandaloso es que la concesión se inició en pleno gobierno de la dictadura militar” con un decreto ley (el 4301 del 22/11/1978).

Finalmente se refiere la Lic. Testa a la Ley 9175 sancionada en agosto de 2019 que declara de “Utilidad pública los terrenos expropiados”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here