«Vamos a prorrogar hasta el 7 de junio el aislamiento»

A las 20:15 hs. el Presidente Alberto Fernández comenzó refiriéndose en primer lugar a Buenos Aires donde el virus sigue propagándose lo que hace que el gobierno tome medidas estrictas para evitar más contagios.

Debido al crecimiento en la curva de contagios de las últimas semanas, la próxima etapa del aislamiento obligatorio llegará con un retroceso parcial, especialmente en el Área Metropolitana, la región más golpeada por la pandemia del COVID-19.

“El 87,5% de los casos se concentran en AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires)”, dijo Fernández al comienzo de su exposición. La idea que nosotros tenemos ahora, es abordar el problema allí donde está”, dijo el Presidente.

El presidente Alberto Fernández evaluó la efectividad de la cuarentena en todo el país y aseguró: «Hemos obtenido resultados interesantes».

Sin embargo, el Presidente confirmó que el aislamiento social, preventivo y obligatorio continuará y Buenos Aires tendrá medidas más estrictas.

Desde la residencia de Olivos y acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y por Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de la Ciudad de Buenos Aires, indicó que «se ha conseguido mucho en todo este tiempo«.

El mandatario nacional afirmó que se viene haciendo una vigilancia en la zona más crítica, que es la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, pero también se hizo foco en el interior del país. En ese sentido, afirmó que el virus entró en los barrios más vulnerables.

«En esta nueva etapa la concentración de la atención estará en los barrios más carenciados, como las villas, en donde hay una gran concentración de familias en reducidos espacios. Quiero hablarle a ese vecino, que ve que la infección está en la puerta de su casa. Y quiero que esté tranquilo. Vamos a aumentar la cantidad de test», dijo.

En ese sentido analizó que aumentarán los casos porque habrá más testeo, allí donde está el virus.

Sobre la economía, un tema que preocupa mucho en el país, afirmó: «En gran número de provincias hoy en día la actividad económica se ha recuperado por encima del 80%». Y añadió: «Ayer, en 19 provincias no hubo ningún caso de coronavirus. En 10 provincias hace una semana no hay ningún caso confirmado».

Como en cada anuncio, Alberto Fernández se diferenció de los países que tienen más casos: «Todo el que requirió atención sanitaria fue atendido. Acá no hubo que elegir entre salvar a uno u otro como ocurrió en otros países del mundo. Mientras hicimos cuarentena, pudimos ir ordenando el sistema de salud».

«No voy a dejar que el hambre ocurra en la pandemia«

Agregó, «Les pido que permanezcan en sus casas. Estamos haciendo las cosas bien, y a todos les doy las gracias. Pero no podemos darnos por vencidos».

«No aflojen«, pidió al terminar su exposición el Presidente desde Olivos

Posteriormente, tomó la palabra Horacio Rodríguez Larreta para referirse específicamente a las medidas en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y dijo que «la evolución de datos del contagio en la ciudad dio un salto muy grande, lo que implica un aumento significativo«.

«Se trabajará en fortalecer los controles en el transporte público, sólo para trabajadores de actividades esenciales» y «se reforzarán controles en 20 entradas entre la capital y el conurbano«, dijo Horacio Rodríguez Larreta.

«La situación es riesgosa en la ciudad, por favor no salgan», pidió Rodríguez Larreta. Y agregó «el virus está creciendo no sólo en los barrios populares» sino «en toda la ciudad de Buenos Aires».

Por su parte, Axel Kicillof rechazó críticas y dijo que la cuarentena «salvó vidas» en el país,  y rechazó «los ataques» al aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido desde el 20 de marzo pasado y prorrogado esta noche, hasta el 7 de junio inclusive por el presidente Alberto Fernández.

«La medida dio tiempo para mejorar la coordinación entre Nación, provincia y ciudad», y permitió que «se duplicaran la cantidad de camas de terapia intensiva en dos meses» en el distrito.