Es por los altos índices de contagios en AMBA . En la nueva etapa de cuarentena, restringirán el transporte público y no habrá nuevas flexibilizaciones.

La extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el país, que anunciará Alberto Fernández este fin de semana, vendrá con ciertas flexibilizaciones en el país, excepto en algunos puntos de Buenos Aires. Es que la capital Argentina, lejos de disminuir en las últimas semanas el índice de contagio, lo ha aumentado hasta llegar a récords de infectados en 24 horas. Esta problemática está más situada en Ciudad de Buenos Aires, donde los barrios vulnerables presentan una alta cantidad de contagios por día.

Por este motivo, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero analizó la situación con sus colegas del área metropolitana y los ministros de Transporte, Salud y Seguridad de ambas administraciones. Alberto Fernández anuncia la nueva etapa el sábado, después de escuchar a los expertos

El número de contagiados de COVID-19 que dio a conocer ayer el Ministerio de Salud de la nación fue un golpe duro para el país, sobre todo para Buenos Aires. De los 648 nuevos casos de coronavirus en el país, 379 pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires y 213 al resto de esa provincia. “Es un número alto, preocupa”, dijo apenas se conocieron los datos el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

Así, con estos datos, el presidente Alberto Fernández tiene pensado anunciar este sábado la nueva etapa de la cuarentena, apuntando a tres ejes: un ajuste muy estricto en el transporte público del AMBA, que desde la semana próxima quedará acotado solo para trabajadores esenciales, un control epidemiológico más férreo en los barrios populares y la decisión de no habilitar ninguna nueva actividad. Sobre este último punto, la provincia de Buenos Aires definirá por estas horas que dará marcha atrás en la habilitación de algunos rubros a los que había empezado a darles luz verde en algunos distritos, como la construcción privada o el personal doméstico, cuyos protocolos se terminaban de ultimar.