El resultado de la autopsia fue presentado hoy.

Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años cuyos restos fueron hallados el 15 de agosto pasado en la localidad de General Daniel Cerri, murió por «asfixia por sumersión (ahogamiento)» y el cadáver «no presentaba lesiones vitales de origen traumático» y «no se observaron signos de participación de terceras personas sobre los restos estudiados», según lo determinó el resultado de la autopsia que se conoció durante este jueves.

Por otro lado, además detalla que «se trató de una muerte violenta, por no ser natural. El avanzado estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental».

El resultado fue presentado este jueves por los peritos a la jueza federal 2 de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Así, el informe menciona que el joven Astudillo murió «por asfixia por sumersión (ahogamiento)» y aclara que «la sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here