Está a cargo de AVOME (Asociación Voluntarios de Mendoza).

Familias Temporarias Mendoza, es un programa presente en varias regiones de la provincia, incluido el Valle de Uco. Las referentes dialogaron con Canal 8, para dar a conocer cómo funciona y cómo acceder a ser una familia temporaria.

Es un programa que está a cargo de AVOME (Asociación Voluntarios Mendoza) en un convenio con la dirección de familia de Mendoza desde 2015. Fabiana Erbeta, quien es la encargada del área social legal, explicó: “Empezamos con el gran Mendoza, zona este y Valle de Uco. Hay un grupo personas que están trabajando en la zona, en la calle Perito Moreno 350, Tunuyán, en lo que es cuidados alternativos y en Tupungato en calle Almirante Brown, en el ETI donde se presentaron varias familias, donde se les hizo un estudio psicológico y después una entrevista en el domicilio, ya hay una familia apta y varias en evaluación”.

Por otra parte también detalló, “trabajamos con la gente de cuidados alternativos, gente de los hogares de Tunuyán que nos piden familias para ciertos niños que hace tiempo que están ahí y necesitan estar en una familia hasta que se resuelva su situación”.

Es importante destacar que en la convocatoria dice que no se puede adoptar, sino que es un puente para que la familia pueda cuidar del niño e integrarlo, contenerlo hasta que se resuelva su caso ya sea que pueda volver con un familiar o lo puedan adoptar. Se han anotado más de 10 familias y una ha quedado apta, pero el resto quedó pendiente debido a la pandemia.

“En este momento tenemos a 25 chicos ubicados y tenemos también una lista de espera. Tenemos que buscar el perfil de la familia para el niño”.

¿Cómo hace una familia para entrar al programa?

Graciela Baluci, del área de psicología, explicó en diálogo con “A Media Mañana”, que “el primer paso es ingresar al Facebook Programa de Familia Temporaria Mendoza o al Instagram familiatemporariamendoza, allí dejan un contacto y algún profesional les va a responder que pronto lo van a llamar”.

Se realiza una pre entrevista, allí se recogen diferentes datos de las personas que viven en ese hogar “porque hay que descartar que haya alguien de riesgo, pero eso en el contexto actual de pandemia”.

También es importe conocer el número de integrantes, las actividades que realizan, las edades para informarles cómo priorizan el tema de las edades y actividades. “Tienen que ver un video donde se le explica las condiciones y que es lo que busca el programa. Cuando ya está todo hecho, el equipo del Valle de Uco, comenzarán con el proceso de admisión con entrevistas más profundas donde se va a detectar las habilidades parentales que permitan el desarrollo integral del niño que va a ingresa”.

“Se hace un acompañamiento hasta que se resuelva su situación judicial. Todo va a ser acompañado por un profesional, pero hay que ver cómo se van sintiendo. No es para adopción porque siempre hay un temor o miedo de encariñarse, eso lo vamos tratando desde la pre entrevista. Hay que dejar en claro que todos los niños tienen familia, pero hoy no la tienen, es como que uno presta su familia, pero acompañándolo por un tiempo hasta que él regrese a la suya o pueda ir en adopción”, destacó la profesional.