Estamos analizando la posibilidad de que se paguen juntos los dos meses del IFE”, indicó Fernández durante la rueda de prensa que brindó en la residencia de Olivos al término de los anuncios anoche.

Además, se extiende la prohibición de despidos.

El presidente Alberto Fernández garantizó la continuidad durante toda la cuarentena de la asistencia que el Estado otorgó a empresas, trabajadores y sectores más vulnerables.

El mandatario anticipó que aquellas personas que aún no cobraron el primer pago de $ 10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por demoras en los trámites que lleva adelante la Anses, percibirán dos beneficios en forma conjunta, en la próxima ronda de pagos que disponga el organismo.

Incluso, el Presidente señaló que conversó personalmente el tema con la flamante titular de la Anses, Fernanda Raverta, en la búsqueda de acelerar el pago de la ayuda destinada a trabajadores no registrados, monotributistas de las categorías más bajas y beneficiarios de la AUH y otros planes sociales.

Al respecto, Alberto destacó que ya se abonó el beneficio a unos 3,5 millones de personas, aunque la ANSeS habilitó a más de 8 millones de personas a cobrar la ayuda de $ 10.000. Ante las consultas de la prensa, explicó esas demoras en las dificultades para poder determinar a los beneficiarios cuando se trata especialmente de personas que trabajan en la informalidad.

El jefe de Estado aprovechó buena parte de su discurso para desestimar la presión de quienes le reclaman levantar la cuarentena con el argumento de la profundización de la crisis económica y garantizó la continuidad de las medidas de ayuda dispuestas por su administración.

Sabemos el padecimiento de quienes tienen sus negocios cerrados, que no pueden trabajar. El Gobierno nacional le presta mucha atención a la economía y por eso estamos asistiendo a todos”, enfatizó.

A continuación, destacó que la AFIP ya aprobó los pedidos de más de 282.000 monotributistas para acceder a los créditos a tasa cero y que por lo menos 33.000 personas ya lograron que se acrediten esos préstamos en sus tarjetas, en tanto que subrayó que 225.000 empresas que emplean a 2,1 millones de trabajadores fueron incluidas en el plan de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), por el cual el estado financia el pago de hasta el 50% de los salarios de esos empleados.

Fernández, ratificó su voluntad de prorrogar las medidas de ayuda mientras siga la cuarentena y, a la par, extender la prohibición para que las empresas despidan trabajadores bajo el argumento de fala o disminución de trabajo y fuerza mayor.

Seguramente vamos a mantener suspendidos los despidos porque todo el esfuerzo que hacemos es precisamente para sostener esta suerte de hibernación que sufre la economía”, enfatizó.

No obstante, ante una consulta específica acerca de si seguirá recurriendo a la emisión para financiar esas decisiones, el Presidente esquivó la respuesta y tampoco quiso analizar el eventual impacto de ese ese recurso sobre el nivel de inflación.

Solo anticipó en cambio, que hoy (sábado), desayuna con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para evaluar la marcha del proceso de reestructuración de la deuda pública que lleva adelante el gobierno argentino.

 

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center