El presidente Alberto Fernández presentó la reforma judicial y propone “organizar mejor la justicia federal” y que “el poder decisorio no se concentre en poco magistrados” porque eso fue lo que llevó a que ese fuero “se politizara”, que “los procesos no se desarrollaran con eficacia” y se “manipularan los tiempos en función del clima político imperante”, al presentar el proyecto de reforma judicial en Casa Rosada.

El Jefe de Estado expuso los alcances del proyecto que enviará al Congreso de la Nación en la Casa de Gobierno, acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, e integrantes del Consejo Consultivo.

El mandatario resaltó la necesidad de una reforma judicial para que “nunca más” exista “una política que judicializa los disensos”, y aseguró que sin un sistema de justicia “independiente del poder político, no hay república y democracia”.

La iniciativa propone unificar y duplicar los juzgados federales y designar un consejo de notables para que asesore al Poder Ejecutivo sobre el funcionamiento del sistema.

Al explicar los alcances de la propuesta, advirtió que será “causa grave de mal desempeño” de sus funciones, más allá de las sanciones administrativas o penales que reciban, que los magistrados no cumplan con las reglas que dispone el proyecto de Reforma Judicial, entre las que se cuentan que todas las personas reciban trato igualitario y que eviten valerse del cargo para defender intereses privados.

El mandatario aseguró que “la defensa del derecho reclama como indispensable que el sistema se adecué a la norma” y que “el Poder Judicial deba estar en manos dignas, no permeables a ninguna presión”.

Al presentar el proyecto elaborado por el Poder Ejecutivo, el Presidente repasó las intromisiones de la política en la Justicia a lo largo de la historia argentina.

En ese marco, aseguró que durante el gobierno de Mauricio Macri la Administración Federal de Inteligencia “quedó en un manto de sospecha” por intervenir en causas judiciales” y el principio de incocencia en juicio se vulneró”.

En otro punto de su discurso, el jefe de Estado aseguró que los miembros del Consejo Consultivo que asesorarán sobre la reforma judicial “tendrán plena libertad” para formular las propuestas que “la sociedad demanda”.

Durante el acto en la Casa Rosada, añadió que “ningún” país avanza “sin un adecuado servicio de justicia”.

Ningún país avanza "sin un adecuado servicio de justicia", afirmó Alberto Fernández.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here