En un tramo de su exposición de hoy, el presidente Alberto Fernández se refirió a la situación epidemiológica de Mendoza, cuando ejemplificaba tomando como muestra algunas provincias.

Miren lo que pasó en Mendoza cuando hubo cuarentena y lo que pasó cuando se liberó”, aseguró Fernández al mostrar un gráfico sobre el explosivo crecimiento de casos en la provincia, y a todos se nos crispó la piel.

Fernández intentó graficar su preocupación por el avance del coronavirus en todo el país, en la conferencia de prensa desde la residencia de Olivos para anunciar la continuidad de la cuarentena.

Lo hizo comparando cómo era la curva de contagios cuando todos estábamos en aislamiento obligatorio, y cómo se comporta esa misma curva cuando comenzamos a vivir las «flexibilizaciones» en la provincia.

Y en efecto, las autoridades sanitarias mendocinas también están preocupadas.

Ayer la provincia tuvo el récord de casos desde que comenzó la pandemia, con 111 casos registrados en 24 hs., aunque éste es un escenario que se preveía.

Precisamente ayer, jueves, se procesaron 412 determinaciones, de las cuales 301 fueron negativas y el resto positivas.

Fernández intentó demostrar su preocupación por lo que considera que es la principal causa de transmisión del virus en el país, que es la relajación individual de las personas en materia de aislamiento. Insistió en reiterados momentos de su alocución en la necesidad de que los argentinos comprendamos este concepto. En definitiva, lo mismo que señalan cada día las autoridades provinciales y departamentales en nuestra provincia.

Sin duda, los dichos de Fernández abre otra vez la polémica entre quienes quieren la apertura de todo y quienes sostienen la necesidad de volver al aislamiento estricto, pero en este terreno es cuando mandan los números.

La responsabilidad personal sigue siendo prioritaria.

Sin ir más lejos, hoy fue noticia en Mendoza la fuga de una mujer del Hospital del Carmen, después que fuera hisopada y antes de conocer el resultado del estudio.

Lo grave, es que ella misma había concurrido al nosocomio por presentar síntomas.

El crecimiento de los casos en varias provincias ya no tiene que ver con la “importación” de los mismos, sino con la responsabilidad ciudadana.

Y por otro lado, parece ser bien cierto que sabremos cuándo hemos superado el famoso «pico de contagios«, cuando veamos que comienza a descender el promedio diario.

Y en este sentido, no podemos menos que coincidir con el Presidente. Después de todo, los números no mienten.

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1596216029503Gra%CC%81fico%20Mendoza.jpg