El presidente Alberto Fernández habló sobre el banderazo y de por qué cree que la expropiación de Vicentin evita su quiebra. Utilizó palabras muy duras contra los manifestantes

El Presidente consideró que las movilizaciones populares de ayer en contra de la expropiación de Vicentín y en defensa a la propiedad privada  son “una clara expresión de antiperonismo  y trató de mafiosos a los las autoridades de la empresa al decir que son “Al Capone y su banda de delincuentes”.

Según el presidente, lo que ocurrió ayer con el banderazo y las movilizaciones en cerca de  70 ciudades la Argentinas “es lo de siempre. Los argentinos antiperonistas que no nos quieren”, dijo. En este sentido, el mandatario apuntó:  “Quiero salvar a la empresa, los que manejaron Vicentin son unos facinerosos, y resulta que el dictador soy yo. Estoy harto”.

“Ponen a Vicentin como una empresa ejemplar, eso ocurrió en las manifestaciones de hoy (por ayer). Pero no saben, o no quieren enterarse, que su directorio encabezado por Nardelli son unos ladrones que se quedaron con la plata pública. Me cuestionan a mí, por mi idea de expropiar, y no preguntan cómo Vicentin se quedó con la plata de los productores”, culminó  Fernández.