Así lo aseguró el presidente Alberto Fernández eb una entrevista televisiva con C5N.

El Presidente advirtió que la situación por el coronavirus en el país es «aún crítica», admitió que «hubiera preferido esperar un poco más» para abrir los bares en la ciudad de Buenos Aires que podrán atender en mesas al aire libre y sostuvo que «cada vez que hubo una marcha, 15 días después crecieron los contagios».

«Le han hecho creer a la gente que el riesgo al aire libre no existe y no es así; el riesgo, es menor, pero existe», dijo, y reveló que le pidió al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, «ser muy estrictos en los protocolos» de los bares y restaurantes que podrán atender en mesas al aire libre, a partir del próximo lunes.

«Yo hubiera preferido esperar un poco más. El jefe de Gobierno porteño me planteó una presión muy grande de parte de los comerciantes. Pero no quiero cargar la responsabilidad sobre él porque es una decisión que tomamos en conjunto», dijo el Presidente.

En cuanto a la situación de emergencia frente al coronavirus, el jefe de Estado sostuvo que «cada vez que hubo una marcha, 15 días después crecieron los contagios».

En ese sentido, consideró que «en una pandemia no se critica con manifestaciones», dijo preferir que las personas «salgan a los balcones y toquen la cacerola» y afirmó que no le «parece feliz que un expresidente celebre la salida a la calle de la gente en plena pandemia» en referencia a Mauricio Macri.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here