El presidente Alberto Fernández aseguró haber sentido “indignación” frente al episodio del diputado salteño del Frente de Todos, Juan Emilio Ameri, quien en medio de la sesión virtual de la Cámara baja, apareció en una situación sexual, y celebró la suspensión del legislador porque “pasó algo grave y la política no debe pasarlo por alto”.

“Un diputado es un representante del pueblo. Lo que no puede pasar, es que no pase nada, porque sino en la política todo nos iguala”, consideró el mandatarioi en una entrevista con Radio 10.