En la madrugada de ayer, alrededor de las 2.30, personal policial fue desplazado a Avenida Balloffet, a la tercera cuadra, donde denunciaban que se estaría llevando a cabo una fiesta privada.

Al arribo del personal policial, conforme a las directivas impartidas por el magistrado que intervino en la causa, se procedió a individualizar a siete personas que se encontraban presentes.

Las siete personas fueron detenidas y trasladadas a la Comisaría 32°, donde se labraron actuaciones por infringir el artículo 205 del Código Penal, por participar de una fiesta clandestina, mientras continúa la prohibición a nivel nacional para intentar evitar la propagación de la pandemia.

Lo curioso del episodio es que el domicilio que resultó allanado está en una zona de intenso tránsito, lo que evidencia la impunidad que creían tener los participantes de la juntada.

El 11 de julio, se había registrado otro evento similar con 15 detenidos, cuatro de ellos de 19 años, cuatro de 18 y los restantes siete menores de 17.

Como consecuencia de este nuevo hecho, hay un gran malestar en la comunidad sanrafaelina por la evidente falta de conciencia social de los participantes.

Por otra parte, y debido al caso detectado en Gral. Alvear, la comuna sureña dispuso un nuevo puesto fijo de control en Punta del Agua, lindero con el deprtamento alvearense.