La denuncia, que ya había sido formulada en 2011 por el presidente de la UCR de Formosa, Martín Hernández, toma relevancia nuevamente en plena pandemia, en la provincia que, junto a Catamerca, sigue libre de contagios.

Hernández dijo que esta situación potencia el riesgo de contagios por coronavirus. Varias de estas personas cobran beneficios en ambos países.

El cruce ilegal de paraguayos a la Argentina se vio intensificado por el calendario de cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), al que muchos llaman “los 10 mil”, por el monto de esa asignación.

Formosa “blindó” sus fronteras con Chaco, pero tiene un verdadero colador en los pasos clandestinos de la localidad de Clorinda. El cruce ilegal de paraguayos a la Argentina se vio intensificado por el calendario de cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), al que muchos llaman “los 10 mil”, por el monto de esa asignación.

Es una problemática que compartimos varias provincias como Jujuy, Formosa, Chaco, Corrientes y en su momento lo denunciamos”, indicó Hernández a Cadena 3, y recordó que en 2011, presentaron una denuncia cuestionando este otorgamiento de nacionalidades argentinas a ciudadanos paraguayos porque “no hay un convenio de doble nacionalidad y la mayoría de los documentos adquiridos por extranjeros son falsos”, dijo Hernández a Cadena 3.

También hay paraguayos que han cruzado desde el inicio de la cuarentena para cobrar otras asignaciones de la Anses, como jubilaciones o la AUH. Cabe aclarar que muchos de esos habitantes del vecino país, tienen doble nacionalidad y son beneficiarios de esas prestaciones de la seguridad social argentina. Otros cruzan buscando reactivar el contrabando “hormiga” para subsistir.

Al tener documentos argentinos, ahora esos ciudadanos pueden acceder a los beneficios previsionales y sociales que entrega el país, situación que ahora despertó otra alarma por la cuestión sanitaria que desató la pandemia por el coronavirus. Como está muy bajo el río están ingresando y están cobrando y lo que nosotros presentamos en la justicia es la suspensión de pago a ciudadanos extranjeros”, reclamó Hernández.

Aclaró que ahora “se puede detectar bien porque se puede cruzar los padrones” ya que en Paraguay también están dando beneficios concretos que son publicados.

Los pasos son simplemente precarias pasarelas construidas con tablones, pallets de madera y otros elementos, que atraviesan el finísimo hilo de agua en que se convirtió el río Pilcomayo, que divide a Clorinda de la localidad paraguaya de Nanawa. Ese río siempre corrió con poca agua en esta localidad y a eso se suma la bajante histórica que atraviesa.

Los pasos se encuentran en la misma localidad de Clorinda, pero alejados del paso legal, que es la pasarela de La Fraternidad o el puente San Ignacio de Loyola.

Tenemos un frente de 27 kilómetros de frontera, con varias ciudades de Paraguay: Nanawa, Falcón, Asunción, Lambaré. Es difícil, pero la tarea de la policía, que mandó dos escuadrones de infantería, ayudó mucho“, dijo por su parte Manuel Celuauro, intendente de Clorinda.

Según detalló el dirigente radical Martín Hernández, “una parte de estas personas cruzan a pie desde el país vecino para cobrar los beneficios que otorga el gobierno argentino” por lo que pidió “actuar urgente por el riesgo sanitario que implica”.

Si estamos en riesgo entre provincias, y a los propios formoseños les cuesta ingresar a su provincia cómo permitimos que ingresen extranjeros con el riesgo sanitario que esto conlleva”, criticó.

“Tenemos que hacer este cruzamiento de datos por el riesgo sanitario y por lo que implica todo el fraude electoral”, concluyó.

En las últimas semanas hubo varias detenciones de este tipo, incluso con paraguayos que fueron a cobrar la jubilación. El cruce no es masivo, sino más bien un “goteo” que pone en riesgo el estatus de Formosa como provincia libre de Covid-19. La presencia de las fuerzas de seguridad sirve para disuadir a muchos, pero no a todos.

Paraguay tiene 737 casos de Coronavirus y 10 muertes, según las cifras oficiales al día de ayer. El gobierno de Gildo Insfrán -hasta ahora con cero contagios detectados- está interesado como nunca antes en frenar esos cruces ilegales.

Desde que arrancó la cuarentena, Gendarmería Nacional y la policía de la provincia de Formosa destruyen continuamente esas pasarelas. Pero al poco tiempo la gente vuelve a montarlas para intentar cruzar nuevamente. Por eso, las fuerzas de seguridad utilizan motosierras y tratan de inutilizar los tablones.

 

Fuente: Cadena 3/Diario Jornada/ Misiones Net