La flamante virreina nacional de la Vendimia regresó a Tunuyán y la bienvenida fue multitudinaria, sobre todo en Vista Flores, de donde es oriunda.

En la noche del martes, María Eugenia Serrani volvió a su departamento luego de vivir en carne propia la Vendimia nacional y ser coronada virreina de la mayor fiesta de los mendocinos.

Cerca de las 21, María Eugenia llegó acompañada de bocinas y sirenas por todo el centro tunuyanino hasta llegar a la plaza central, donde la esperaba una gran cantidad de vecinos y donde se la homenajeó con distintos reconocimientos y obsequios.

Luego, la bella rubia emprendió viaje hacia su tierra natal: Vista Flores. Allí, literalmente una multitud la esperó en la plaza distrital para agasajarla como lo merece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here