Así fue anunciado oficialmente.

Luego de que España anunciara que abrirá sus fronteras a los turistas vacunados a partir del 7 de junio, pero sin reconocer a quienes tengan las dosis de la Sputnik V, Francia se prepara para transitar el mismo camino. Así lo comunicó Clément Beaune, secretario de Estado de Asuntos Europeos.

El representante del gobierno de Emmanuel Macron admitió que barajan aplicar el certificado de Covid que la Unión Europea pondrá en marcha el próximo 1 de julio. “Es una posibilidad. Tomaremos nuestras propias decisiones nacionales para anticiparnos un poco y empezar a tener viajes más fáciles”, expresó Beaune y agregó que el pase sanitario europeo “es un verdadero progreso de coordinación”.

Francia solo aceptará las vacunas que han sido autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (AEM): las de Pfizer-BioNtech, Moderna, AstraZeneca y Janssen.

Por esta razón, quedan afuera todas las variantes chinas y la vacuna rusa Sputnik V. “Queremos estar seguros de que las personas que están en Francia para la temporada turística están bien protegidos”, expresó el funcionario en una entrevista radiotelevisada por RMC y BFMTV.