El Papa Francisco recordó hoy a las «familias enteras que no saben cómo enfrentarán la olla» y afirmó que la difusión de la Covid-19 hizo que «las lógicas con las que estábamos acostumbrados a dividir o clasificar la realidad desaparezcan«.

Luego, en un rezo desde los jardines vaticanos compartido por streaming con casi 50 santuarios de todo el mundo, entre ellos dos de la Argentina, el Papa lamentó «la presente situación dramática» creada por la pandemia y pidió «confianza para quien tiene ansias por el futuro incierto y por las consecuencias sobre la economía y el trabajo«.

«Sufrimos la pérdida repentina de familiares, vecinos, amigos, parroquianos, confesores, referentes de nuestra fe. Pudimos mirar el rostro desconsolado de quienes no pudieron acompañar y despedirse de los suyos en sus últimas horas«, dijo el pontífice en una carta que dirigió este sábado al clero diocesano de Roma.

Tras recordar «el sufrimiento y la impotencia de los trabajadores de la salud», Francisco se refirió también a «las dificultades y aprietos del confinamiento social: la soledad y el aislamiento principalmente de los ancianos; la ansiedad, la angustia y la sensación de desprotección ante la incertidumbre laboral y habitacional; la violencia y el desgaste en las relaciones».

«No se trata solamente de un hecho individual, familiar, de un determinado grupo social o de un país«, se dirigió a los sacerdotes de la diócesis de la capital italiana.

«Las características del virus hacen que las lógicas con las que estábamos acostumbrados a dividir o clasificar la realidad desaparezcan. La pandemia no conoce de adjetivos ni fronteras y nadie puede pensar en arreglárselas solo. Todos estamos afectados e implicados«, aseveró.

Durante la oración de este sábado en la Gruta de Lourdes de los Jardines Vaticanos, el Papa escuchó en silencio, sentado frente a la imagen de la Virgen, las oraciones de varias personas símbolos de la lucha contra la Covid-19.

«Que esta dura prueba termine y vuelvan los tiempos de paz«, pidió luego Francisco frente a la imagen de la Virgen, además de pedir por la «protección» del personal sanitario y médico que trabaja durante la pandemia.

«Asiste a los responsables de las naciones para que socorran con generosidad a quien le falta lo necesario para vivir con mirada de largo tiempo y espíritu de solidaridad«, pidió el Papa a la Virgen, además de elevar su oración «para que los hombres de ciencia encuentren soluciones para vencer a la enfermedad«.

Fuente: Vaticano News

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here