Fue en un procedimiento llevado adelante en la Terminal de ómnibus.

Personal de Gendarmería secuestró en la terminal de ómnibus de Mendoza más de 220 kilos de hojas de coca. La Patrulla Fija realizaba controles en el sector de las empresas de encomiendas, cuando detectaron la presencia de paquetes de los cuales emanaba un fuerte olor.

Como suele ocurrir en este tipo de procedimientos, se buscó testigos y ante ellos los gendarmes hallaron un total de 855 paquetes que contenían hojas de coca en su estado natural. Estaban en un envoltorio verde.

Con la presencia de testigos, y la autorización del Juzgado Federal Nº1 de Mendoza, Secretaría Penal “B”, se procedió a la apertura a los elementos constatando 855 paquetes, con un peso total de 228 kilos 415 gramos de hojas de coca.

Por disposición del magistrado interviniente se labraron las actuaciones correspondientes en infracción a la Ley 22.415.