Una discusión entre hermanos terminó con el peor desenlance: un crimen en Godoy Cruz. En principio trató de taparse el hecho dando aviso a la policía de la desaparición de un hombre, quien finalmente resultó ser la víctima fatal. Estaba enterrado en el patio de su propia vivienda ubicada en el barrio Covimet y su familiar fue quien confesó el homicidio. Este sábado a la madrugada fue detenido junto a su pareja tras el hallazgo del cadáver.

Vecinos del barrio Covimet fueron los que alertaron al 911 que dejaron de ver a Jorge Antonio, de 51 años, desde el martes 19 y advirtieron el viernes que en su vivienda de calle Pehuajo 2.289 estaban quemando cosas.

Al llegar al lugar, el personal policial se encontró con la dramática escena. Fue el mismo hermano de la víctima quien les abrió la puerta y les permitió el ingreso.

Viéndose acorralado, el hombre, de 60 años, se quebró ante los policías y admitió haber matado a su familiar.

Contó que comenzó  una discusión con Jorge y terminó dándole una seria de puñaladas, asesinándolo. Luego decidió enterrarlo en el patio para ocultar el crimen.

Cerca de la 1 de la madrugada de este sábado, se encontró el cuerpo de la víctima ante la presencia de integrantes de la Policía Científica. Juan Felipe Bravo y su pareja, Patricia Jaime (46), fueron trasladados a la Comisaría 7 y puestos a disposición de la Oficina Fiscal 3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here