Mario Sciacqua ya no es el entrenador del Tomba y su lugar lo podría ocupar Jorge Almirón. 

Todo indica que el principal motivo de la salida del entrenador Mario Sciacqua, se debe a la rotura de la relación con el presidente de Godoy Cruz, José Mansur.

Sciacqua no llegó a estar ni medio año sentado en el banco de suplentes que ya quedó sin trabajo en la provincia. Al frente del Tomba como entrenador estuvo en 8 partidos donde cosechó 3 victorias y 8 derrotas.

La efectividad del nacido en Santa Fe y ex entrenador de Patronato también de la Superliga Argentina, fue del 37, 5 %.

Un viejo conocido por la institución y también de Mansur, sería quien ocupe el lugar vacante, se trata de Jorge Almirón, quien ya dirigió al bodeguero en el año 2013 – 2014.

Comunicado oficial del club