Ayer por la tarde un grupo de aproximadamente 170 personas intentó tomar ilegalmente un terreno en Guaymallén y durante toda la madrugada hubo tensión en la zona cuando la policía y la justicia ejecutaron el desalojo del predio.

Previamente se había desarticulado otro intento el domingo, cuandounas 10 familias (hombres, mujeres y niños) que quisieron tomar una propiedad privada con un predio vacío, en Luján de Cuyocercano al barrio Ceferino Namuncurá. Los ocupantes portaban picos y otros elementos de albañilería para comenzar a «levantar las casas» en el lugar e instalarse.

En Guaymallén, entre calle Colón y Capilla de Nieve, anoche se vivieron momentos de tensión y la policía ejecutó el desalojo ordenado por la justicia, con efectivos de Infantería, usando incluso el helicóptero, gases lacrimógenos y proyectiles de goma.

Según explicó Raúl Levrino, ministro de Seguridad de la provincia, alrrededor de 170 personas se dispusieron a tomar un terreno baldío de 80 x 120 m2.

«El grupo armó algunas fogatas y se sentaron en el terreno baldío, por lo que en función de la orden que impartió el fiscal y como ya eran las 23:30, aplicamos conforme a lo que establece las normas de disposición de la provincia de Mendoza, que desde las 23:30 hasta las 5:30 de la mañana no pueden haber personas circulando, salvo aquellas actividades esenciales o que sea una emergencia«, añadió Levrino.

El abogado Mario Vadillo, presidente de Protectora publicó una serie de tweets al respecto

El hecho publicado por MDZ On LIne y Mendoza Post ocurrió en los alrededores del barrio Lihué y Capilla de Nieve. Tras la mediación de personal de la Municipalidad de Guaymallén y de la Justicia, la policía ejecutó el desalojo con infantería, usando incluso el helicóptero. Piedrazos, disparos disuasivos con balas de goma, gases, fueron parte del escenario.

«Los fenómenos de usurpación es que primero lleguen mujeres y niños, después empiezan a llegar hombres y después empieza a llegar todo lo que es el material para empezar a instalarse y empezar a vivir. Todo eso lo tienen todo bien organizado«, dijo Levrino.

Según el funcionario, «tenemos información de que en el Gran Mendoza hay determinados lugares a los que puede llegar esta gente, por lo que cuando inmediatamente llegamos, no alcanzaron a implementar esa logística que tienen ellos: llegar con los palos, las chapas, los nylons, etc«.

Desde Tribunales explicaron que las personas involucradas podrían ser acusadas de usurpación, pero también por violar el artículo 205 del Código Penal; es decir por no respetar las disposiciones sanitarias.