La Federación Argentina de Municipios (FAM) repudió anoche el documento de la coalición opositora Juntos por el Cambio sobre el crimen del exsecretario presidencial Fabián Gutiérrez y advirtió que esa actitud «conlleva un mensaje mafioso del poder concentrado«.

«Hacemos un llamado a la cordura y a la reflexión a los gobernadores, intendentes, legisladores y dirigentes políticos y sociales de Juntos por el Cambio que seguramente no acompañan este tipo de proceder y que apuestan a mantener la paz de nuestra sociedad«, sostuvo su presidente, Javier Noguera.

Ayer, los titulares del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, Patricia Bullrich, Alfredo Cornejo y Maximiliano Ferraro, respectivamente, emitieron un documento titulado «Un crimen de extrema gravedad institucional«, en el que reclamaron el apartamiento de la investigación de la fiscal Natalia Mercado por su vínculo familiar (Es hija de Alicia Kirchner) con la vicepresidenta Cristina Fernández.

Para la FAM, «esta irresponsable y deleznable actitud conlleva un mensaje mafioso del poder concentrado, con el claro objetivo de amenazar a toda la dirigencia política, a fin de lograr que quienes quieran enfrentar sus oscuros intereses sepan que no tendrán tranquilidad».

«Atizar el fuego del odio y la división de la sociedad resulta muy peligroso, ya que puede llegar a descontrolarse y que sea imposible apagar el incendio que pretenden provocar. Con estas acciones, estos sectores se ubican al margen de lograr un acuerdo político y social dentro del marco de la democracia«, dice el comunicado de la FAM.

Al respecto, el espacio liderado por Noguera planteó que «en la Argentina no hay lugar para estas viles maniobras que sólo buscan desestabilizar al gobierno elegido por el pueblo y que atentan contra la convivencia democrática«.

Desde la oposición destacaron la gravedad institucional que implica la muerte de un testigo que declaró como arrepentido en contra de la ex presidenta y también exigieron que la fiscal Natalia Mercado sea apartada de la causa.

Sucede que la fiscal del caso es hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y del fallecido dirigente político Armando “Bombón” Mercado. Por lo tanto, Cristina Kirchner es su tía y el diputado Máximo Kirchner, su primo.

La abogada, que siempre ha mantenido un perfil muy bajo, es fiscal de El Calafate desde hace más de 10 años y lleva adelante la investigación junto al juez Carlos Narvarte. Fue nombrada fiscal durante el gobierno de Sergio Acevedo, quien había sido vice durante la gobernación de Néstor Kirchner.

Tanto su esposo, Patricio Pereyra Arandía, como su hermana Romina Mercado, están procesados y elevados a juicio oral en la causa “Hotesur” junto a Cristina Kirchner, Máximo y Florencia. Romina era la presidente de “Hotesur” y Arandía integraba su directorio. Hotesur era la empresa que manejaba los negocios hoteleros de los Kirchner.

Al mismo tiempo, Romina también está procesada y elevada a juicio junto a Cristina, Máximo y Florencia en otra causa: “Los Sauces”. Ese era el nombre la empresa de la familia Kirchner que alquilaba propiedades. Las acusaciones que pesan en su contra son por lavado de dinero y asociación ilícita. Las causas están unificadas en el Tribunal Oral Federal 5 de Comodoro Py y todavía no tienen fecha de inicio de juicio.

Redaccion con contenido de Télam

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here