Aunque aún no se define cuándo y cómo será, el gobierno implementaría la medida que en Mendoza podría aplicarse en 11 departamentos.

Tras el anuncio del presidente en la noche del sábado de prolongar hasta el 10 de mayo la medida  de aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país, el gobierno de Mendoza tomó una de las iniciativas que Fernández delegó a los gobernadores, al plantear que en  cada provincia se “irá viendo qué actividades pueden flexibilizarse”.

Así, desde la cúpula gubernamental mendocina se  confirmó que en Mendoza se implementará la habilitación de salidas diarias hasta 500 metros del domicilio, por el lapso de una hora y con fines recreativos, a diferencia de lo que sucederá en otros grandes conglomerados donde no se levantará la restricción, ya que, por ejemplo,  el Gran Mendoza supera esa cantidad de habitantes pero está por definirse si se avanza con  la medida,, aunque con algunos controles.

Éste parece ser un primer paso para comenzar a “mover” paulatinamente un poco más la provincia, siempre con las medidas correspondientes y los controles de la pandemia.  Y así lo dejó entrever el gobernador Suarez en declaraciones a un medio mendocino: “Es probable que en base a lo que dijo el Presidente, nosotros podamos flexibilizar el resto de la provincia porque están dadas las condiciones, en cuanto a la frecuencia de contagios que tiene que ser de menos de 15 días. Estaríamos en esos parámetros”.

Los detalles en cuanto a la implementación del momento diario de recreación, se analizan por estas horas. Una de las posibilidades con más chances de concretarse es agrupar a las personas por la terminación del número de documento y asociarlo a una franja horaria.

En cuanto al Valle de Uco, los 3 intendentes definirán con Rodolfo Suarez los detalles del tema y, si aceptan los caciques de cada departamento implementar la medida, se conocerán los detalles en las próximas horas,