Así lo aseguró el Ministro de ambiente y desarrollo sostenible.

Río Negro y Chubut, enfrentan nuevamente una crítica situación debido a los incendios forestales que ya han afectado gran cantidad de hectáreas. Fuerzas de seguridad intensifican en Argentina el envío de recursos para controlar seis focos de incendio en las provincias patagónicas.

Unas 15 personas están desaparecidas y más de 100 casas han resultado afectadas por el fuego, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, en conferencia de prensa.

Desde el Gobierno señalan que el inicio de las llamas fue intencionales y que hay casas afectadas y otros ciudadanos evacuados. De acuerdo al último informe del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), existen seis focos activos de incendios, uno en la provincia de Río Negro (El Boquete) y otros cinco en la provincia de Chubut (Solís, Cerro Radal, El Blanco, Cholila, Las Golondrinas).

Por otro lado, la organización ecologista Greenpeace dijo que ya se quemaron cerca de 2.000 hectáreas por el incendio forestal cerca de El Bolsón, particularmente en la estancia Mallín Cume, en la provincia de Río Negro.

“El viento afectó incendios en la región”, informó el organismo de Chubut a través de Facebook, desde un incendio que se reavivó el domingo en Cuesta del Ternero, en el límite de Chubut.

En la zona de Mallín Cumé, las ráfagas de viento, que en algunos casos superaron los 90 kilómetros por hora, propiciaron la rápida propagación del fuego, que traspasó el límite de Río Negro en dirección a Chubut. El viento propagó las llamas rápidamente, arrasando bosques y viviendas generando varios evacuados y heridos.