Al respecto habló el especialista Fabián Pitoia.

El investigador y endocrinólogo Fabián Pitoia, dialogó en “A Media Mañana”. La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello y produce hormonas. Son ellas quienes controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo y el metabolismo. Su mal funcionamiento por lo general, se manifiesta en hipertiroidismo e hipotiroidismo.

Las mayores consultas relaciones con este tema problemática de salud, están relacionadas a si padecer una patología en la tiroides debe ser considerada un factor de riesgo ante el Covid-19. Frente a esto el especialista explicó que, “ninguna patología tiroidea tiene impacto ni en que se genere mayor frecuencia en la infección ni que la infección tenga un pronóstico diferente, así que eso queda totalmente descartado, incluso con los pacientes que tienen cáncer de tiroides que no tienen ningún riesgo, a diferencia de otro tipo de tumores”, destacó.

Brindando más detalles, agregó que “el cáncer de tiroides no es una patología frecuente y la incidencia en nuestro país está alrededor de 6 cada 100.000 habitantes, es una incidencia baja, pero se asocia con la morbilidad y uno tiene que estar con el diagnóstico temprano para poder realizar los controles”.

Por otro lado aseguró, “cuando se habla de la funcionalidad tiroidea, es una patología prevalente en la población y se dice que alrededor del 2% tiene un hipotiroidismo que se manifiesta con síntomas que se pueden confundir con la cotidianeidad; leve aumento de peso, piel seca, caída del cabello, uñas débiles. Todo esto necesita ser descartado en un laboratorio”.

“Ninguna de estas enfermedades se puede prevenir, pero sí hacer un diagnóstico temprano y con eso tener un tratamiento. Las patologías tiroideas son hereditarias, entonces saber que en la familia ya hay un paciente tratado con levotiroxina, va hacer que esté atento a que si aparece alguno de los síntomas va a ir a hacerse un control para descartar esta enfermedad”, explicó.