Los estudios indican que ya supera el 11% en dos meses, la cifra más alta en una década.

El desempleo en Chile trepó al 11,2% entre marzo y mayo, su mayor crecimiento en 10 años. De esta manera, la tasa de desocupación nacional se incrementó  un 4 % con respecto al mismo periodo de 2019. El Instituto Nacional de Estadísticas dijo que es la más alta en toda la serie desde 2010, cuando el país trasandino  sufría el duro impacto de la Gran Recesión. «Esto se debe a las medidas de confinamiento para frenar el avance del coronavirus en el país», explicó ese organismo.

El resultado de mayo, en línea con lo que pronosticaban los mercados y por encima del 9 % registrado en abril, fue producto del alza en un 35,1 % de los desocupados, incididos estos a su vez por los cesantes (44,3 %), apuntó el ente.

Se trata del primer reporte que contempla tres meses completos de pandemia, que se encuentra en plena expansión en Latinoamérica y mantiene a Chile como el séptimo país con más contagios del mundo, por encima de Italia o España.

“Estos datos muestran el profundo deterioro que está dejando el coronavirus en el empleo, los ingresos familiares y la actividad económica. Cuando mejoren las condiciones sanitarias debemos reconstruir la capacidad de generar empleos formales, de calidad y con seguridad social”, dijo el ministro de Economía chileno, Lucas Palacios.