Mujeres denuncian que efectivos policiales las separan de sus hijos.

La estremecedora situación ocurre en El Potrillo, ubicado al oeste de Formosa, a unos 700 kilómetros de la capital. Según ha sido denunciado, mujeres embarazadas de comunidades aborígenes tienen que esconder en el monte para que luego de parir no se lleven a sus bebés.

La provincia de Formosa ha sido protagonista de hechos aberrantes durante el último tiempo, tal es el caso de las imágenes que trascendieron de la represión cuando la sociedad se oponía a regresar a Fase 1, además de la polémica por los centros de aislamiento.

En ese marco, una investigación periodística reveló una situación dramática y angustiante. El informe fue realizado por Telenoche y relata el miedo de un grupo de mujeres embarazadas.

En sus testimonios, las mujeres manifestaron que se esconde en el monte para que efectivos policiales no las encuentren. Lo que sucede es que las lleven a centros de aislamiento, donde apuran el curso del embarazo mediante cesárea y las obligan a realizar 14 días de cuarentena, pero temen no volver a ver a sus hijos.

Aparentemente, hubo varios casos en El Potrillo de mujeres de comunidades a las que se les ofrecieron mejores condiciones para tener a sus hijos y finalmente fueron llevadas a centros de aislamiento y separados de ellos.

El lugar donde se esconden estas mujeres no tiene luz y hay escasez de agua, por lo que en el aspecto sanitario no se pueden otorgar muchas garantías al momento de parir.