Como tantos otros, un sector muy golpeado a causa de la pandemia.

En los rubros de hotelería y gastronomía, más de 11.800 empresas del rubro se vieron obligadas a cerrar desde marzo de 2020. La pandemia afecta fuertemente la economía, crece el número de comercios que deben bajar sus persianas.

Según dio a conocer la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), de la cual forman parte 50 mil establecimientos que pertenecen al sector, este número implica que 175 mil familias se quedaron sin su fuente de trabajo.

Así, sostiene que la industria hotelera afronta su peor crisis en la historia y retrocedió 40 años, a tal punto que las cifras se asemejan a las de 1980.

Esto es otro efecto pandemia, y las medidas que se han tomado para mitigar los contagios, como el cierre de las fronteras y las limitaciones al turimso.

En cifras,  ingresan al país un 88% menos de turistas que en 2020. Y, con respecto al 2019, año en el que todavía no se hablaba de la pandemia por coronavirus, la llegada de personas del extranjero disminuyó un 95%.

Con respecto a la industria gastronómica, la actividad se desplomó un 39% en los últimos dos años. Además, en febrero de 2021 se perdieron 60 mil puestos de trabajo.

“Durante 2020, en comparación con 2019, el sector alojamiento tuvo una caída de 68%, mientras que la merma de la Gastronomía fue del 44%. Los números del INDEC muestran claramente que se trata de los sectores más afectados, ya que la caída de la actividad de otros sectores es mucho menor: Construcción bajó 23%, Industria Manufacturera 8%, Agricultura y Ganadería 7% y Comercio 5%”, indica el informe de la federación.