Fue rescatado en Santa Rosa por la Policía Rural de Mendoza.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a través del programa de Conservación del Cóndor Andino, activó el protocolo de rescate y lo derivó a la Fundación Cullunche para su rehabilitación.

Un cóndor andino fue visto en Santa Rosa el 28 de febrero en la noche, caminando por la zona sin poder volar. Varios vecinos que vieron al ave avisaron a la Policía Rural, quienes luego tomaron contacto con el Departamento de Fauna Silvestre dependiente de la Dirección de Recursos
Naturales Renovables de la provincia.

Allí realizaron su captura y contención. La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a través del Programa de Conservación del Cóndor Andino (PCCA), activó el protocolo de rescate y lo derivó de
inmediato al centro de rehabilitación Fundación Cullunche para su urgente atención, ya que el ejemplar, un imponente macho adulto, se encontraba muy debilitado.

Huarpe, como fue bautizado en honor a esta cultura milenaria, ingresó de madrugada al centro y, una vez estabilizado, bajo anestesia inhalatoria, pudo ser rehidratado. Se tomaron muestras biológicas para realizar estudios sanitarios, se controló su peso, se revisó su estado general y se tomaron radiografías.

Gracias a estos estudios, se pudo determinar, lamentablemente, la presencia de cuatro perdigones de plomo en su cuerpo, producto de un disparo con arma de fuego. Por este motivo, inmediatamente se dio inicio a un complejo tratamiento para neutralizar el plomo en su sangre, ya que
la intoxicación de este elemento, debida a ingesta o disparo, es una de las principales causas de extinción de esta especie amenazada.

Los casos de intoxicación por plomo son complejos de recuperar y llevan tiempo. Sin embargo, gracias a la rápida intervención y el tratamiento realizado, Huarpe está en condiciones de regresar a la vida silvestre.

Su liberación se llevó a cabo este sábado 15, en el Área Natural Protegida Parque Provincial Cordón del Plata, santuario de cóndor andino, en una privada ceremonia ancestral, a cargo de la comunidad Inca Colla, que coronó el retorno de Huarpe a su ambiente natural elevando una plegaria por la armónica convivencia con todas las formas de vida.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, declaró: “Esta especie tiene un gran valor para el ecosistema andino y es para nosotros un orgullo darle esta nueva oportunidad en nuestro Parque Provincial Cordón del Plata, que es parte del Santuario del Cóndor para la Conservación de la Naturaleza. Desde la provincia venimos haciendo un enorme trabajo en materia de conservación y es por eso que quiero felicitar a nuestro equipo de Fauna y a la Policía Rural, que en lo que va de la gestión llevan más de 10.000 animales rescatados de la tenencia, el tráfico y el comercio ilegal de animales”.

En tanto, el director de Recursos Naturales Renovables, Sebastián Melchor, afirmó: “Esto es fruto del trabajo coordinado entre distintas organizaciones ambientales como Cullunche y Fundación BioAndina, sumado a la colaboración de la Policía Rural y al personal de la Dirección de Recursos Naturales como los guardaparques, el equipo de Fauna e inspectores, para darle una segunda oportunidad a Huarpe”.

Hace años, Mendoza asumió el compromiso de proteger al cóndor andino, ave emblemática, especie clave en el equilibrio del ecosistema andino y eslabón simbólico con nuestro pasado cultural sudamericano. Por eso, el retorno de Huarpe a la vida silvestre nos llena de esperanza y nos une, como plumas de un mismo cóndor, para seguir trabajando juntos con la esperanza de que su vuelo no se detenga.