El jugador de Independiente Rivadavia, habló de como se trabaja en medio de la cuarentena y la difícil situación por falta de dinero que tiene el club.

Los días en cuarentena para muchos se vuelven muy tediosos y complicados, como es el caso del plantel de Independiente Rivadavia, donde algunos jugadores no cobran sus sueldo completo desde hace más de 3 meses.

Ignacio Irañeta, uno de los jugadores más experimentados del club, dialogó con el 8 Digital y comentó lo siguiente: «Entrenamos desde casa por las mañanas a través de aplicaciones, donde estamos todos conectados».

«Ademas tenemos charlas con profesionales de la psicología, ya que es complicado para algunos estar encerrados y más por la situación económica que estamos pasando en el club».

«Tenemos compañeros que no son de la provincia y si la situación de suspensión del fútbol continua, lo mejor sería que se vuelvan a sus lugares de origen porque por el complicado presente económico que tenemos algunos ya tienen problemas de alquiler».

«La suspensión de la actividad y la deuda que tiene el plantel nos complica mucho a nosotros y lamentablemente los pronósticos parecen que no son buenos para el futuro y así esto será cada vez más difícil para todos».

«El Valle de Uco, me parece un lugar muy lindo y se que hay muchos hinchas de la «Lepra» y les mando un saludo muy grande a todos y espero que tengan paciencia y cuando volvamos podamos vernos todos nuevamente dentro de la cancha», finalizó Irañeta.