Las dotaciones vivieron difíciles jornadas para combatir las llamas.

El departamento de San Carlos sufrió la quema de gran cantidad de hectáreas durante los días lunes, martes y miércoles. Con focos de incendios que se reactivaron y necesitaron horas de trabajo para ser sofocados.

Pablo Ruíz, Bombero Voluntario del departamento dialogó con 8 Digital y aseguró que, “esto no se produce porque sí, esto se produce de manera intencional”. Con un aumento de incendios en relación a otros años, agregó que “las cosas se están poniendo críticas, la gente no toma conciencia. Los grandes dueños de campos siguen quemando para limpiarlos”.

“Parece que no se toma conciencia de esto, el día martes a las 16 horas inició el incendio que terminó ayer miércoles a las 18 horas”, en la zona de Capiz. Además debieron solicitar refuerzos a Bomberos de la Policía de Tunuyán para combatir otro foco en finca Toso.

“Realmente fue un trabajo muy desgastante para la gente, para los pocos Bomberos Voluntarios que hay en la zona de San Carlos”, destacó Ruíz.

En relación al equipamiento con el que cuentan, “no creo que la movilidad que tenemos llegue sana a noviembre y eso ocasionaría no poder contar más con ella”. Por otro lado, agrego que “lo que está pasando en Córdoba, lo estamos viviendo en Mendoza pero en un porcentaje mucho menor”.

En relación a las consecuencias que traerán a futuro las quemas sin control, dijo, “el humo y la ceniza ocasiona cáncer. En 15 o 20 años, vamos a tener un problema gravísimo”.

Más allá de la conciencia y responsabilidad tras varios pedidos a la comunidad, destacó que “falta lo más importante, una mesa de diálogo donde se junte toda la gente del Valle de Uco. Los órganos que están preparados para estas cosas, para estar al servicio de la comunidad”.