Se trata de Córdoba, San Luis, Tucumán y La Rioja.

Son cinco las provincias que continúan con focos de incendios activos, según lo informó el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).El organismo precisó que los focos activos en la provincia de Córdoba están localizados en Alpa Corral y Achiras, en tanto los de la provincia de San Luis se encuentran en Punilla.

En cuanto a la provincia de Córdoba, una de las más afectadas durante las últimas semanas, Santiago Solans, quien es periodista de la provincia, dialogó con “A Media Mañana”, brindando detalles de la situación actual. “Todavía se está haciendo un relevamiento porque quedan focos activos, hasta el momento tenemos dos focos grandes, uno al norte del departamento Punilla donde está Carlos Paz, Cosquín, La Falda y allí se encuentran 260 efectivos empleados en la zona, y otro al sur de la provincia en Río Cuarto donde hay 220 efectivos”, destacó sin datos precisos en cuanto a las hectáreas afectadas.

“Esos focos permanecen activos por lo tanto no se sabe el daño, pero desde junio sin contar estos dos incendios, ya hay 190 mil hectáreas incendiadas. El impacto es tremendo y Córdoba va a tener que recuperar la biodiversidad, su paisaje, los bosques, se va a tener que hacer un trabajo de reforestación muy grande” manifestó el periodista.

Por otro lado, manifestó que “la Universidad Nacional de Córdoba, La Nación y la provincia están haciendo un programa para hacer un relevamiento y comenzar una recuperación de las zonas afectadas porque hay que regenerar las condiciones naturales y que los suelos vuelvan a cubrirse. Hoy llegan 60 brigadistas para ayudarnos, algunos van a ir a Río Cuarto y otros a la zona de Cruz del Eje, ellos pertenecen al sistema federal del manejo del fuego”.

Sin más armas para combatir el fuego que la actividad humana, “lamentablemente no están pronosticadas lluvias por lo menos dentro de 15 días, lo cual afecta a la provincia porque atraviesa la peor sequía. Sigue habiendo fuertes ráfagas de viento que reavivan los incendios. La gente ha tenido un papel muy importante, es notorio el respaldo que le han dado a los bomberos porque ellos están cansados y agotados, lo han tenido que dejar todo durante 15 días. Es compleja la situación porque muchas familias y pequeños productores han perdido todo”, agregó Solans.