Las instituciones han sido beneficiadas por el plan del Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública.

La Subsecretaría de Infraestructura Escolar puso en marcha la reparación de más de 400 escuelas de toda la provincia. El objetivo es mejorar sus condiciones estructurales para el ciclo lectivo 2021, más allá de la modalidad de dictado que clases que se implemente en los establecimientos involucrados.

Las obras se están haciendo a través de coeficientes de impacto zonales e individuales. Está previsto que los trabajos se extiendan durante todo 2021 y contarán con una inversión total de más de $350 millones, financiados con fondos provinciales.

 “Hemos iniciado la reparación de más de 400 escuelas en toda la provincia, de las cinco regionales, con una inversión que supera los $350 millones. Las obras son muy importantes para el mantenimiento periódico de los establecimientos y van a cubrir todo el año 2021”, indicó el director de Mantenimiento y Reparaciones de Escuelas, Bernardino Rodríguez.

También continúan las reparaciones en diferentes establecimientos, se han arreglado casi 600 escuelas, con una inversión de $300 millones. En este paquete también aparecen reparaciones menores y de calefacción, incluidas las de calderas en los inmuebles educativos que las utilizan en épocas invernales.

La mayoría de estos trabajos se están haciendo en los departamentos del Gran Mendoza, pero también hay ejecuciones en escuelas del Valle de Uco, el Este y Sur provincial. De esta manera, se están atendiendo las necesidades en establecimientos de todo el territorio mendocino.

Cada uno de los coeficientes de impacto zonal licitados cuenta con un fondo promedio de $10 millones, destinado a la intervención de más de 10 escuelas, según la cantidad u onerosidad de los arreglos que requiera cada inmueble educativo.

Las obras terminarán beneficiando a más de 200.000 alumnos de nivel inicial, primario y secundario de las cinco regionales que componen la provincia.