Desde el Gobierno provincial se realizó una denuncia penal.

La provincia de Córdoba se encuentra en investigación, en relación a fiestas clandestinas, ya que habría policías involucrados. El ministro de Seguridad de esa provincia, Alfonso Mosquera, dijo este viernes que presentó una denuncia penal para que se investiguen presuntos delitos de “cohecho activo” (coimas) de efectivos policiales para evitar controles en fiestas clandestinas, tras los dichos de un productor de eventos a medios locales.

Además, Guzmán había manifestado que promocionaba y organizaba eventos clandestinos a través de Facebook y que le pagaba a policías para que no sean interrumpidos, ya que esas celebraciones están prohibidas por el contexto de pandemia de coronavirus.

“Usualmente los policías que me reciben dinero son amigos que conozco y justo les toca hacer guardia. En dos ocasiones me tocó pagar a extraños. A uno le di 2.000 pesos y al otro 6.500”, había afirmado Guzmán.

De acuerdo a como avance la investigación, por la presunta comisión de delitos contemplados en el artículo 205 del Código Penal, establece penas de entre seis meses y dos años por promover la propagación de una pandemia al incumplir las normas sanitarias.

Además por el artículo 258 bis, que establece de 1 a 6 años de prisión por coimas, además de afrontar multas desde $5.000 a $500.000 que rigen en la ley 10.702 del Régimen Sancionatorio Excepcional de Emergencia Sanitaria en la provincia de Córdoba para quienes incumplan protocolos, disposiciones y resoluciones sanitarias.