Fueron sustraídas del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

La Justicia investiga el robo de 30 dosis de la Sputnik V, que fueron sustraídas del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

El faltante de vacunas se registró en los últimos días de enero pero recién trascendió la semana pasada, cuando la Justicia de esa provincia abrió una investigación para dar con los responsables.

Fuentes del centro de salud confirmaron que se abrió un sumario interno y que se radicó una denuncia por hurto. Las dosis faltantes corresponden al segundo componente de la vacuna rusa, señaló el sitio ADN Sur.

La mañana del martes 19 de enero llegaron a la provincia de Chubut 1.500 vacunas, que fueron almacenadas en la sede central del Ministerio de Salud en Rawson. Por la tarde, 500 ampollas ya estaban bajo 18 grados en las heladeras del Área Programática Sur, un edificio ubicado en Comodoro Rivadavia, dentro del perímetro del Hospital Regional, el centro de salud cabecera de la ciudad. Un día después comenzó la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V.

Los últimos días de enero, personal del Área Programática Sur advirtió que faltaban al menos 30 vacunas de la segunda dosis.  Hicieron la denuncia por el robo de las ampollas el lunes 8 de febrero e intervino el Ministerio Público Fiscal.

La investigación quedó a cargo de la fiscal Andrea Rubio, que el viernes pasado se presentó en el Hospital Regional junto a efectivos policiales para recabar datos y solicitó las filmaciones de las cámaras de seguridad del establecimiento.