El Departamento General de Irrigación (DGI) ha realizado una denuncia penal por la usurpación de terrenos que pertenecen a este organismo en el departamento de  San Carlos. Este noticia fue informada por la cuenta oficial del ente y difundida también por la dirección de Prensa del Gobierno de Mendoza, a través de su página oficial. En el mismo enunciado, que está dirigido a los regantes de la Cuenca del río Tunuyán Superior en especial, y a la población en general, Irrigación agregó que  se encuentra a la espera de que,” junto a la Justicia, se llegue a una solución”.

De acuerdo a las informaciones oficiales, los terrenos están ubicados en la zona de Calise, en la Villa Cabecera del departamento. Allí hay bosque y dos pozos de agua subterránea. Es por este principal motivo que Irrigación efectuó una denuncia penal el pasado viernes 8 de mayo, la cual está bajo la causa  36417/20.

La denuncia de este ente plantea una serie de hechos y acusaciones inmediatas. Así, el comunicado también advierte: “A la vez, Irrigación quiere comunicar que las más de 100 personas que han tomado de forma ilegal estas tierras han manifestado públicamente estar representadas por una reconocida abogada del Partido Justicialista. Frente a esto, como organismo defensor de los intereses productivos que atañan a la economía de la región y observando un “manejo político” de las necesidades de las personas que han usurpado, es que ya se han realizado dos exposiciones en el Poder Judicial”.

Sobre esta situación hablo el titular de Irrigación en ese departamento, Gabriel Testa, quien apuntó que los terrenos en cuestión son “unas 6 hectáreas conde antes funcionaba lo que era el dique Calise, Desde hace varios años este dique se rompió y la zona se irriga a través del Río Tunuyán, desde el Dique Valle de Uco. Y en ese predio quedaron estas hectáreas pertenecientes al Departamento General de Irrigación. Aquí hay un bosque y dos perforaciones de agua subterránea que se utiliza como refuerzo de este canal cuando lo amerita la situación”. El funcionario agregó: “Hace 15 días vimos el tema de tala de árboles en el bosque ubicado allí e hicimos la denuncia correspondiente y a partir del fin de semana del primero de mayo se instalaron  casas en el lugar y empezamos con las denuncias correspondientes ante la Oficina Fiscal de San Carlos”. Según aporta Testa, los terrenos están con cierre perimetral y estos terrenos han sido usurpados

.El detalle de los hechos según Irrigación

El viernes pasado, unas 40 familias comenzaron a montar precarias viviendas de chapa, tablas y nailon en el predio. Cuando Irrigación hizo la denuncia, el ayudante fiscal de turno concurrió al lugar junto a la Policía y habló con vecinos, pero hasta este miércoles el problema persiste.

Ante esta situación, abogados de Irrigación hicieron una nueva exposición ante la Justicia por el delito de usurpación, con el firme objetivo de defender lo que es de todos los regantes.

Los usurpadores dicen pertenecer al barrio El Esfuerzo, conglomerado ubicado al lado de los terrenos en cuestión, aduciendo  que necesitan más espacio para vivir. Incluso alegaron necesitar asistencia social, algo que no es competencia del organismo del agua.

Ahí surgió también la iniciativa de que haya una “mesa de diálogo”, la cual Irrigación está dispuesta a integrar, siempre y cuando las personas se retiren del predio.