La DGE lanzó una campaña de concientización destinada a los padres y alumnos secundarios.

Siendo los jóvenes el grupo etario que mayores contagios registra en la provincia, hay preocupación por lo que pueda ocurrir en el tradicional festejo del último día de clases.

Desde la Dirección General de Escuelas, buscan evitar situaciones indeseadas y se lanzó una campaña de concientización para los alumnos de secundaria y sus padres. Por segundo año consecutivo, se tratará de prevenir incidentes relacionados al Último primer día.

El “UPD” es un festejo que realizan los alumnos de secundaria que comienzan quinto año, previo al primer día de clases. Se caracteriza por ser una fiesta donde la idea es consumir mucho alcohol, trasnochar y llegar juntos al colegio.

Además de experiencias vividas años anteriores, la DGE busca que se tomen todos los recaudos necesarios por el actual contexto de pandemia con el coronavirus, para evitar contagios.

José Thomas se expresó sobre el tema: “instamos a los padres a poner límites a sus hijos y explicarles que la mejor forma de divertirse es hacerlo en el lugar y momento precisos, y no tratando de llegar a una escuela donde la comunidad escolar lleva meses esforzándose, en medio de una pandemia que aún nos azota, para llegar al primer día de clases con todo listo”.