Actualmente cumple arresto domiciliario.

Jorge Ríos de 70 años que mató a un ladrón e Quilmes, se encuentra con arresto domiciliario por el homicidio agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio del asaltante Franco Moreyra.

En entrevista con un reconocido medio a nivel nacional, el hombre manifestó “me cagaron la vida, y yo ni nací para eso, ni nací para matar”.

“Yo tengo toda la tranquilidad del mundo encima y las cosas que ocurren, ocurren bien o mal, con errores”, manifestó el jubilado quien se encuentra recuperándose de algunas lesiones sufridas el día del ataque.

“La estamos piloteando, no es fácil. Ahora se me viene toda una película encima donde imagínese que tengo que seguir viviendo, pero dónde, con quién, de qué manera”, comentó con impotencia.

Jorge ya había sido víctimas de sucesos delictivos y en ese sentido compartió su pensamiento: “Estos desgraciados no me van a agarrar otra vez”. Y agregó: “Entonces prendí el televisor de la cocina, me senté en una reposera y ahí fui y agarré el arma (una Bersa Thunder calibre 9 milímetros), que estaba con seguro, y me la puse en la parte de atrás de una especie de repisa en un esquinero, apoyando el codo en la mesa, y no sé cuánto habrá pasado hasta que los delincuentes volvieron por tercera vez”.

En medio del calvario vivido, el hombre recordó “tiré como tres o cuatro tiros para el lado ese, sin apuntar, era de noche, y ahí se perdió”.