El otrora intendente de Luján Carlos López Puelles enfrentará un juicio por tentativa de chantaje luego de que su ex esposa, Federica Boccia, relatara que el hombre la amenazó con revelar secretos familiares y laborales si ella no aceptaba dividir los bienes según el criterio que él quería.

La jueza Mirna Montaldi rechazó un pedido de la defensa y dejó allanado el camino para que se inicie el juicio. La doctora Daniela Chaler, de la Unidad Fiscal de Violencia de Género; y el abogado Alfredo Paturzo, que representa a la presunta víctima, se preparan para ventilar sus pruebas en un debate en el que intentarán demostrar que López Puelles concretó amenazas contra su ex pareja.

Según Boccia, en 2015 Puelles se ausentó del hogar conyugal -incluso un testimonio afirma que en la partida se llevó un bolso con 200.000 dólares- y luego se iniciaron las negociaciones relativas  al divorcio.

En 2017, en una discusión telefónica en la que ambos pugnaban por el reparto de bienes, Puelles habría amenazado con revelar secretos de la mujer si ella no accedía a firmar algunos documentos en los que le cedía “dos casas y algunos vehículos“, entre otras cosas.

El abogado de la mujer, Alfredo Paturzo, dice que de acuerdo a su perspectiva “está totalmente acreditado que Puelles participó de esa conversación, que duró casi dos horas y que fue grabada“. “Además, en medio de esa disputa, él empezó a advertirle que tenía gente que lo apoyaba en distintas esferas de poder en Mendoza“.

Paturzo dice que a raíz de esa desavenencia, la mujer se descompuso,tuvo un pico de presión, sangrado de nariz y debió acudir al médico. “Lo que da una idea del sufrimiento que le causaba la situación“, añade el letrado.

Finalmente, y luego de algunos intentos de la defensa que Paturzo calificó como “dilatorios”, todo parece indicar que arrancará el debate.

 

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!