Finalmente, y tras las instancias judiciales correspondientes, la justicia ordenó a la aseguradora y a la Dirección Provincial de Vialidad hacerse cargo de todos los gastos que conlleve la rehabilitación de la joven tunuyanina Jorgelina “Oki” Cáceres (25), quien sufrió un accidente a mediados de junio en una zona aledaña a Colonia Las Rosas cuando se desplazaba en bicicleta y fue envestida por una movilidad de la delegación Tunuyán de Vialidad.

Así lo corroboró en la mañana de este miércoles el propio abogado de Oki, Juan José Luján, en el programa “Todos Arriba” emitido por Canal 8 Valle de Uco. El profesional apuntó  que la clínica San Andrés, donde realiza la rehabilitación la joven, deberá recibir 20 mil pesos diarios. “Esta suma es para la rehabilitación y todos los estudios que necesite Oki, no es sólo para la parte física sino también psicológica de ella y también para la parte ambulatoria”, aseveró el abogado y agregó: “La justicia ha dado un ejemplo de que puede resolver conforme a los ciudadanos”.

De acuerdo a lo especificado por Luján, el fallo hace enteramente responsable de la rehabilitación de Jorgelina tanto a Vialidad Provincial como a la aseguradora del vehículo que causó el accidente, que en este caso es la empresa La Segunda S.A. “Esto es una muy buena noticia porque empezaban a acabarse los recursos de la familia y era complicado costear esos montos”, apuntó el profesional, haciendo referencia a los costos diarios de los tratamientos correspondientes de Oki que demandaba esa instancia post accidente.

La resolución final de este caso llegó esta mañana a los medios de comunicación y es la siguiente:

“Hacer lugar parcialmente a la MEDIDA ANTICIPATORIA solicitada y en consecuencia, bajo responsabilidad del peticionante,  condenar a la DIRECCIÓN PROVINCIAL DE VIALIDAD, que en plazo de CINCO DIAS proceda a la cobertura del 100% de  la rehabilitación integral (psicológica, psiquiátrica, kinesiológica, fonoaudiología y nutricional) de la Srta. PATRICIA JORGELINA CACERES DNI 38.210.015,  como así de los gastos de estudios médicos, farmacéuticos y de estadía que se requieran para ello. La suma máxima a abonar por la parte demandada en todo concepto es de PE-SOS VEINTE MIL ($20.000) DIARIOS por el plazo de 30 DÍAS, el cual previo informe médico podrá extenderse cada treinta días, por un lapso de hasta SEIS MESES en total”.

Más adelante, la medida especifica: “La rehabilitación integral a opción de la parte demandada podrá realizarse en la Clínica San Andrés u otra  clínica  o institución especializada en rehabilitación integral e intensiva de la Ciudad de Mendoza, en este último caso disponiendo bajo su cargo la derivación a otra institución”

En uno de sus últimos puntos, la resolución añade: “Hacer extensiva la medida anticipatoria dictada a la SEGUNDA COOPERA-TIVA LIMITADA DE SEGUROS GENERALES en la medida del seguro”.