Más de 3000 fueron los turistas que llegaron hasta el lugar.

Durante enero el Área Natural Protegida gestionada por la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial recibió un total de 3.110 visitantes entre pescadores, andinistas y turistas en general. En lo que va de la temporada, Laguna del Diamante mostró un incremento de afluencia de personas llegando a 4.600 en lo que va de la temporada, 30% más que el mismo período que el año anterior.

Esta reserva, gestionada por la Dirección de Recursos Naturales Renovables, se constituyó con el fin de proteger y conservar su paisaje, humedales, glaciares, flora, fauna y material arqueológico y paleontológico, para el beneficio o goce de las generaciones actuales y futuras, preservando las nacientes de los arroyos que  forman parte del sistema que irriga el oasis productivo del Valle de Uco.

Laguna de Diamante

Conserva el espejo de agua ubicado a 3.250 metros a los pies del volcán Maipo (5.323 metros), en la cordillera de los Andes. Un majestuoso paisaje rodeado de vegas altoandinas y campos de escoria volcánica da un imponente marco a las aguas cristalinas de la laguna. El avistaje de manadas de guanacos a lo largo de la reserva es otro de sus grandes atractivos. Ofrece un ámbito ideal para la práctica de pesca deportiva, acampe en algunos sitios permitidos, ascenso al volcán Maipo, avistamientos de fauna, como guanacos y aves, o el simple deleite en los extraordinarios escenarios naturales que ofrece esta reserva.

La laguna se asienta sobre una antigua caldera volcánica. Su contenido hídrico es aportado por los deshielos. Tiene una profundidad máxima aproximada de 70 metros. A la vez, da nacimiento al río Diamante. Junto a la laguna se eleva el volcán Maipo y al reflejarse en el espejo de agua, se puede ver la figura romboidal del diamante que da origen al nombre a esta reserva.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here