La actividad estuvo parada más de dos meses debido a la pandemia.

La pandemia de coronavirus sin dudas ha golpeado a todos los rubros y uno de esos trabajos seriamente afectado es el del peluquero.

“Si bien estamos trabajando, no tenemos la misma cantidad de clientes como era antes y eso hace que estemos trazado con los insumos y en varios casos con el alquiler de los locales”, aseguró Eduardo, Estilista del departamento de Tunuyán.

“Yo soy uno de los peluqueros que pensaba que con esto de la pandemia no íbamos a volver a poder trabajar ya que nosotros estamos siempre a medio metros o menos de cada cliente”.

“Por suerte se nos permitió poder volver a trabajar y eso es gracia a nuestros clientes que reclamaban, así que cumplimos con todos los protocolos necesarios para evitar contagios”.

“Los gastos son grandes, tuvimos que invertir en muchas medidas de seguridad y eso nos generó gasto, pero bueno le decimos a todos los clientes que si bien el riesgo existe es importante que sepan que todas las peluquerías tienen su protocolo correspondiente”, finalizó Eduardo.