En la puerta del edificio del complejo El Bosque de calle Hipólito Yrigoyen 148 de Godoy Cruz, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos dijó: “esperaremos los resultados de la necropsia. Solamente el forense nos dará el horario de fallecimiento y la causa. Estaba sobre la cama, con un disparo en el parietal derecho, y con un arma calibre 22 a su lado. El departamento estaba en orden y trabaja científica en el lugar”

Aproximadamente a las 11.40, la fiscalía tomó conocimiento que habían hallado al futbolista sin vida en su departamento ubicado en el piso 11.

Pasadas las 15.40, el cuerpo del futbolista de 30 años fue retirado por la morguera.

El jugador, de 30 años, se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico y apartado del plantel profesional de primera, sin entrenamiento.

El «Morro» debía presentarse a los entrenamientos del Tomba este jueves, luego de haber recibido el alta por coronavirus. Sin embargo, no asistió y se calcula que para ese entonces ya podría haber estado sin vida.

Un amigo lo estuvo llamando en las últimas horas y cómo no logró tener noticias de él se acercó hasta su casa, ubicada en el complejo El Bosque en Godoy Cruz. Sin embargo, el futbolista no abrió y llamó a un cerrajero para poder ingresar al domicilio. Allí habría encontrado la peor escena.